POR: ALONSO RONALD ORTIZ GARCÍA

Blog

Si bien el caso de Rusia-Ucrania comenzó como una guerra convencional donde se distinguen ejércitos regulares enfrentados, conforme pasa el tiempo el evento ha superado las características de un simple conflicto: sanciones económicas, restricciones de tránsito, prohibición de participación en eventos culturales o deportivos, desinformación y propaganda…son eventos que hacen pensar en que las categorías tradicionales para comprender y analizar la guerra se han quedado cortas o son insuficientes para comprender a cabalidad lo que está sucediendo.

En esta entrada de blog se revisarán los conceptos de “guerra de cuarta generación”, “guerra asimétrica” y “guerra híbrida” como categorías analíticas que nos permitirán dar luz sobre lo sucedido entre Rusia y Ucrania.

En esta entrada de blog se revisarán los conceptos de “guerra de cuarta generación”, “guerra asimétrica” y “guerra híbrida” como categorías analíticas que nos permitirán dar luz sobre lo sucedido entre Rusia y Ucrania.

Guerra de Cuarta Generación

Al terminar la Guerra Fría, después de la caída del Muro de Berlín, comienzan nuevas teorizaciones sobre los conflictos.

Ya en 1989, William Lind entendió que las ideas y la tecnología son las características que han determinado la evolución de las conflagraciones entre países.

Entonces Lind identificó cuatro generaciones de guerras:

  • Primera generación: que inicia con las armas de fuego y la profesionalización de los ejércitos;
  • Segunda generación: donde la guerra se industrializa, la movilización logística y las maquinarias bélicas escalan los conflictos;
  • Tercera generación: basada en la velocidad y sorpresa de los ataques; y
  • Cuarta generación: donde la superioridad de un ejército conduce al uso de “recursos no convencionales”.
Ya en 1989, William Lind entendió que las ideas y la tecnología son las características que han determinado la evolución de las conflagraciones entre países.

En palabras de Lind (1989):

“La cuarta [generación] pretende derrumbar al enemigo internamente en lugar de destruirlo físicamente […] La guerra de la cuarta generación se libra en un espacio aparentemente difuso y en gran parte indefinido. La distinción entre guerra y paz será borrosa.” (Lind, 1989)

En esta trama de guerra de cuarta generación, donde la cobertura de los medios de comunicación y el desarrollo de la estrategia de desinformación en las redes sociales generan opinión, Ucrania ha optado por una comunicación centrada en la imagen de Volodimir Zelenski: un humilde jefe de Estado al lado de su pueblo.

En esta trama de guerra de cuarta generación, donde la cobertura de los medios de comunicación y el desarrollo de la estrategia de desinformación en las redes sociales generan opinión, Ucrania ha optado por una comunicación centrada en la imagen de Volodimir Zelenski: un humilde jefe de Estado al lado de su pueblo.

La contraparte rusa opta por comunicar la idea de la desnazificación de Ucrania, intentando una transposición de la victoria en la Gran Guerra Patria (término empleado en Rusia para referirse a la guerra contra la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial).

Pero la construcción del enemigo y la infodemia no es el único elemento relevante en estas nuevas categorías de conflictos; otra característica será la asimetría de fuerzas y las consecuencias que esto conlleva.

Guerra asimétrica

En los noventas se acuña el término “guerra asimétrica” para referirse a un enfrentamiento entre adversarios de desigual potencia que incluye modos de acción no convencionales para explotar vulnerabilidades del rival.

La guerra asimétrica implica:

“actuar, organizar y pensar de manera diferente al adversario para  maximizar los esfuerzos relativos, tomar ventaja de sus debilidades y adquirir mayor libertad de acción.

Puede ser política/estratégica, militar/estratégica, operacional o una combinación que implica distintos  métodos, tecnologías, valores, organizaciones o perspectivas de tiempo.

Puede ser a corto o a largo plazo. Puede también ser discreta o  complementada en conjunto o con aproximaciones simétricas y tener una dimensión tanto psicológica como física” (Metz, 2002).

En los noventas se acuña el término “guerra asimétrica” para referirse a un enfrentamiento entre adversarios de desigual potencia que incluye modos de acción no convencionales para explotar vulnerabilidades del rival.

Desde 2014, el conflicto entre Rusia y Ucrania ha mantenido como característica de guerra asimétrica la presencia de al menos una docena de batallones, milicias nacionales, grupos guerrilleros, paramilitares o “legalizados” (al ser incorporados directamente al ejército ucraniano) ponen en evidencia que la resistencia a Rusia es más de la esperada, aunque la superioridad militar rusa sigue siendo enorme.

En esta guerra asimétrica, la extrema derecha crece, más allá de los reclamos de la ACNUR y Ammistía Internacional al documentar crímenes de guerra, asesinatos y violaciones masivas de grupos como Dnipro-1, Aydar y el Batallón Donbás.

Pero el fanatismo y la participación de actores no estatales en el conflicto también puede explicarse desde el concepto de guerra híbrida.

Guerra híbrida

Hoffmann en 2007 definió una guerra híbrida como “una combinación de la letalidad de la guerra estatal con el fanatismo de la guerra irregular”.

Es decir, una guerra híbrida conjuga modos de combate clásicos con irregulares.

Constituyen conflictos en los que “al menos uno de los contendientes combina operaciones convencionales, guerra irregular, acciones terroristas y conexiones con el crimen organizado” (Schnaufer 2017, 18).

Una característica propia de esta guerra híbrida es la privatización del conflicto a través del uso de legionarios y mercenarios para “subcontratar la guerra” o “trasferir los riesgos” asociados a la misma.

Constituyen conflictos en los que “al menos uno de los contendientes combina operaciones convencionales, guerra irregular, acciones terroristas y conexiones con el crimen organizado” (Schnaufer 2017, 18).

En este sentido, el ejército ucraniano ha creado la “Legión Internacional para la Defensa Territorial de Ucrania”, una unidad militar con voluntarios extranjeros de al menos 50 países.

A través de su sitio web, la Legión Internacional describe los siete pasos para unirse, mismos que inician con el contacto a la embajada ucraniana en el país de origen y concluyen con el arribo a Ucrania: Fight for Ukraine (fightforua.org)

Por el lado de Rusia, se han identificado empresas conocidas como Compañías Militares Privadas (PMC, por sus siglas en inglés), eufemismo cuasi legal para referirse a los mercenarios modernos.

El ejemplo mediático más conocido de PMC es el Wagner Group, fundado en 2014 durante la anexión rusa de Crimea, que se distinguió por la brutalidad de sus operaciones en Siria y que, según fuentes de inteligencia estadounidenses, guarda vínculos directos con Vladimir Putin.

Reflexión final

Los tiempos cambian, las formas de guerra se modifican.

Esta premisa, ayuda a entender la importancia de discutir conceptos novedosos que pueden ampliar nuestra capacidad explicativa frente a eventos coyunturales.

En el caso de Rusia-Ucrania, nos encontramos frente a una guerra donde se conjugan diversos medios, actores y dimensiones que diluyen las distinciones clásicas de lo militar y lo no-militar; donde la propaganda se potencializa a través de las redes sociales, los rivales hacen uso de recursos no convencionales y la guerra se privatiza.

En el caso de Rusia-Ucrania, nos encontramos frente a una guerra donde se conjugan diversos medios, actores y dimensiones que diluyen las distinciones clásicas de lo militar y lo no-militar; donde la propaganda se potencializa a través de las redes sociales, los rivales hacen uso de recursos no convencionales y la guerra se privatiza.

Las categorías de “guerra de cuarta generación”, “guerra asimétrica” y “guerra híbrida” sin duda ayudan a comprender la situación conflictual actual y entender mejor cómo funciona el mundo.

Referencias:

Hoffmann, Frank. 2007. Conflict in the 21st Century: The Rise of Hybrid Wars. Arlington: Potomac Institute for Policy Studies.

Lind, William, Keith Nightengale, John Schmitt, Joseph Sutton y Gary Wilson. 1989. “The changing face of war: into the fourth generation”. Marine Corps Gazzete 73: 22-26.

Metz, Steven. 2007. “New challenges and old concepts. Understanding 21st century insurgency”. Parameters 37 (4): 20-32. Mulligan, William. 2008. “Total war”. War in History 15 (2): 211-221.

  • Ronald es Director General de Gestión y Vinculación Académica del Centro de Estudios Internacionales del Mayab (CEIM);
  • Internacionalista por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), Maestro en Gobierno y Políticas Públicas por la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY);
  • Docente universitario especialista en geopolítica, seguridad y terrorismo; y
  • Experto en diseño e implementación de políticas públicas.

Los puntos de vista y opiniones expresados ​​aquí son los del autor y no reflejan necesariamente la política o la posición de CEIM. Cualquier contenido proporcionado por nuestros bloggers o autores es de su opinión. El contenido de este sitio no constituye el respaldo de ninguna afiliación política y no refleja las opiniones de los miembros del personal y la dirección.

Z

FECHA DE PUBLICACIÓN

julio 14, 2022

CONOCE MÁS DE LOS SERVICIOS EDUCATIVOS QUE OFRECE EL CENTRO DE ESTUDIOS INTERNACIONALES DEL MAYAB

Curso Taller Egel PLUS Relaciones Internacionales

Curso Taller Egel PLUS Relaciones Internacionales

¿A quién va dirigido? Estudiantes de licenciatura en Relaciones Internacionales próximos al egreso. Área de conocimiento Relaciones Internacionales.   Objetivo Preparar al sustentante para el Examen General para el Egreso profundizando en los grandes temas de la...

leer más

¿Deseas contactarnos?

CORREO

info@ceim.com.mx

TELÉFONO

+52 1 999 133 5791

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES

Llena este formulario y contacta a uno de nuestros asesores educativos

Conoce nuestros cursos y talleres

Curso Taller Egel PLUS Relaciones Internacionales

Curso Taller Egel PLUS Relaciones Internacionales

¿A quién va dirigido? Estudiantes de licenciatura en Relaciones Internacionales próximos al egreso. Área de conocimiento Relaciones Internacionales.   Objetivo Preparar al sustentante para el Examen General para el Egreso profundizando en los grandes temas de la...

leer más
¡Contáctate!
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte hoy?
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte hoy?