POR: Eduardo del Buey

Blog

Al entrar en la tercera década de este nuevo milenio, esta parece ser una pregunta válida dados los enormes cambios en la tecnología de las comunicaciones y las capacidades de creación de redes que se han desarrollado durante el último cuarto de siglo.

Hace veinticinco años vivíamos en una era de faxes, télex, teléfonos y cartas.

Las videoconferencias eran muy caras y limitadas.

La diplomacia era llevada a cabo por diplomáticos profesionales y ciertos grupos de la sociedad civil que viajaban personalmente de conferencia en conferencia.  

Hoy el mundo está completamente interconectado.

La diplomacia era llevada a cabo por diplomáticos profesionales y ciertos grupos de la sociedad civil que viajaban personalmente de conferencia en conferencia.

Uno puede video conferenciar sin costo desde cualquier parte del planeta con un teléfono inteligente.

Uno puede comunicarse instantáneamente a través de correo electrónico y WhatsApp.

Uno puede crear comunidades virtuales globales usando Facebook, Instagram, o Twitter.  

En resumen, tenemos en la palma de la mano las herramientas que necesitamos para conectarnos globalmente rápidamente y sin costo.

Así, las ideas pueden volverse virales y compartirse de un extremo a otro de la tierra a la velocidad de la luz. Se pueden crear y mantener redes de comunidades de ideas afines a través de las fronteras nacionales y las barreras lingüísticas sin la participación de los gobiernos nacionales. 

De hecho, muchos creen que los gobiernos nacionales están perdiendo parte de su importancia a medida que los individuos o grupos no gubernamentales pueden crear y mantener campañas globales de relaciones públicas e influir en el pensamiento de millones de personas con un tuit o una publicación en Facebook. 

Así que pregunto una vez más, ¿ha perdido relevancia la diplomacia? 

Mi respuesta es no, en lo absoluto. 

silver iPhone X floating over open palm

Tenemos una revolución de las comunicaciones en la que la sociedad civil, los grupos empresariales y todo el publico están disfrutando de los beneficios de la creación de redes a escala global sin necesariamente involucrar a diplomáticos. 

Como en todas las revoluciones, hay que cambiar nuestra mentalidad. 

Uno no debe temer el cambio, pero aprender a manejarlo.

Atrás quedo la diplomacia tradicional, una diplomacia tan secreta como elitista. Los diplomáticos de hoy no son los únicos actores en las relaciones internacionales, sino que son sólo uno de los muchos en el gran juego global. 

Así, los diplomáticos deben encontrar sus nichos y trabajarlos si quieren seguir siendo relevantes. 

¿Y cuáles son esos nichos? 

Uno es el de las relaciones entre los estados.

Los diplomáticos seguirán buscando acuerdos entre estados en los que se requiera el visto bueno político de los gobiernos.

Esto incluirá llevar a cabo una diplomacia pública para garantizar que todos los sectores de cualquier sociedad puedan aprender cual es la posición de un gobierno extranjero, y puedan ser persuadidos a expresar su apoyo para cualquier posición de un gobierno extranjero a su propio gobierno cuando comparten un valor o interés mutuo.  

Se trata de la diplomacia tradicional ampliada para incluir técnicas modernas de mercadotecnia y comunicación estratégica. 

Otro nicho es uno que es esencial para la supervivencia de la humanidad. 

Me refiero a la gestión de problemas globales críticos como el cambio climático, los océanos contaminados, las transacciones financieras electrónicas globales, la gestión de epidemias, los desafíos de la migración masiva, la piratería y los delitos cibernéticos, y otros que no pueden ser manejados por un gobierno nacional solo por si mismo.

No existe una solución militar para el cambio climático o para el subdesarrollo, ni tampoco la hay frente a los tipos de pandemias que el mundo ha experimentado durante su historia.

Las cuestiones de seguridad no implican necesariamente una fuerza militar directa.

El suministro de agua potable para todos, por ejemplo, puede manejarse mejor a través de la diplomacia internacional que con la confrontación militar.  

Una diplomacia que salga de los salones del mundo y entre en la sucia realidad del sufrimiento humano que deben aliviar.

La migración masiva de refugiados dependerá de dos factores: la capacidad de los diplomáticos para negociar un fin a las circunstancias que hacen que las personas huyan de sus países de origen, y la capacidad de la comunidad internacional para gestionar los recursos y la voluntad política necesaria para sostener a los que ya han sido desplazados y encontrarles países de refugio donde puedan empezar de nuevo sus vidas destrozadas por la violencia y el odio. 

Estos son los principales temas que seguirán requiriendo una diplomacia profesional – una diplomacia que pueda adaptarse a circunstancias que cambian rápidamente, una que pueda crear los marcos para una buena toma de decisiones a escala nacional y global, y una que pueda conectarse con personas de todo el mundo para asegurar que los ciudadanos del mundo se sientan involucrados en la toma de decisiones que afectan sus vidas y bienestar.

Una diplomacia que salga de los salones del mundo y entre en la sucia realidad del sufrimiento humano que deben aliviar. 

¿Cómo podemos hacer frente a esta nueva realidad? 

En mi opinión, cambiando nuestra mentalidad diplomática de una centrada en las prioridades nacionales a una centrada en las prioridades humanas con soluciones bilaterales y, también, multilaterales.

Eduardo del Buey

Eduardo is a former deputy spokesperson for Ban Ki-Moon.

He is an expert in public diplomacy.

Los puntos de vista y opiniones expresados ​​aquí son los del autor y no reflejan necesariamente la política o la posición de CEIM. Cualquier contenido proporcionado por nuestros bloggers o autores es de su opinión. El contenido de este sitio no constituye el respaldo de ninguna afiliación política y no refleja las opiniones de los miembros del personal y la dirección.

Z

FECHA DE PUBLICACIÓN

septiembre 30, 2021

CONOCE MÁS DE LOS SERVICIOS EDUCATIVOS QUE OFRECE EL CENTRO DE ESTUDIOS INTERNACIONALES DEL MAYAB

Curso Taller Egel PLUS Relaciones Internacionales

Curso Taller Egel PLUS Relaciones Internacionales

¿A quién va dirigido? Estudiantes de licenciatura en Relaciones Internacionales próximos al egreso. Área de conocimiento Relaciones Internacionales.   Objetivo Preparar al sustentante para el Examen General para el Egreso profundizando en los grandes temas de la...

leer más

¿Deseas contactarnos?

CORREO

info@ceim.com.mx

TELÉFONO

+52 1 999 133 5791

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES

Llena este formulario y contacta a uno de nuestros asesores educativos

Conoce nuestros cursos y talleres

Curso Taller Egel PLUS Relaciones Internacionales

Curso Taller Egel PLUS Relaciones Internacionales

¿A quién va dirigido? Estudiantes de licenciatura en Relaciones Internacionales próximos al egreso. Área de conocimiento Relaciones Internacionales.   Objetivo Preparar al sustentante para el Examen General para el Egreso profundizando en los grandes temas de la...

leer más
¡Contáctate!
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte hoy?
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte hoy?