POR: Ulises Cobos Palestina

Blog

Una oposición fragmentada, sin rumbo y sin liderazgo

El 6 de diciembre de 2015, la Mesa de Unidad Democrática triunfó en las parlamentarias del período constitucional 2016-2021, obteniendo 112 de los 167 escaños en la IV Asamblea Nacional, una victoria nada despreciable para la oposición venezolana.

Juan Guaidó, diputado del Estado de Vargas, fue designado presidente de la Asamblea para el período 2019-2020. El día de su juramentación dio un discurso frontal contra el gobierno de Nicolás Maduro donde sentenció que la Asamblea desconocería la legitimidad de su gobierno.

13 días después, valiéndose de desatinadas interpretaciones del artículo 233 y más tarde del artículo 333 de la constitución venezolana, se autoproclamó “presidente encargado” de Venezuela, un cargo ficticio que fue avalado por Washington, la Unión Europea y otros críticos del gobierno bolivariano.

13 días después, valiéndose de desatinadas interpretaciones del artículo 233 y más tarde del artículo 333 de la constitución venezolana, se autoproclamó “presidente encargado” de Venezuela, un cargo ficticio que fue avalado por Washington, la Unión Europea y otros críticos del gobierno bolivariano.
Juan Guaidó, ex presidente de la IV Asamblea Nacional de Venezuela.

Similar a una sátira política, al más puro estilo del director de cine mexicano Luis Estrada, el autoproclamado presidente pasó más pena que gloria pues además del rotundo fracaso de su estrategia, gran parte de la oposición se fue desvinculando gradualmente de él.

El “presidente encargado” permitió sanciones contra su propio país, logró que se congelaran cuentas, desviar reservas en el extranjero, “vender” empresas venezolanas a extranjeros y manejó ilegítimamente recursos legítimos del gobierno bolivariano.

Sus seguidores quemaron camiones de ayuda humanitaria, nunca pudo asumir el cargo que anunció con bombo y platillo, los plazos constitucionales del artículo 233 vencieron y sucedieron nuevas elecciones para puestos de la Asamblea.

Guaidó, el “vigilante” de la democracia venezolana, ante la inoperancia, acudió a sus aliados en Washington y Europa para que desconozcan la V Asamblea Nacional que comenzó en enero de 2021 para perpetuarse –sí, leyó bien- en su cargo, un gesto para nada democrático.

Dos años después de su juramentación, resulta innegable que la situación política en Venezuela sigue en un estado delicado, pero el panorama parece favorecer nuevamente al oficialismo, pues la oposición se encuentra polarizada y no existe un liderazgo efectivo, como en su momento supuso Capriles, Leopoldo López o el mismo Guaidó.

Diálogo y concertación en México y auspiciado por Noruega

Es entendible la aversión que los opositores tienen hacia el Consejo Nacional Electoral (CNE), al que consideran un órgano ilegítimo y lo externaron en la negativa a participar en elecciones desde el 2017.

La oposición siempre reconoce resultados favorables (como el de 2015) y aquellos que no lo son tanto simplemente no se reconocen. Entonces ¿cómo ganar sin participar en las elecciones?

En agosto de 2021 comenzó la ronda de diálogos entre el gobierno de Venezuela y la oposición mediados por Noruega y con sede en México. Cabe destacar que no es la primera ocasión que sucede este tipo de encuentros.

Mesa de diálogo entre el Gobierno venezolano y la oposición

Se trataron temas de relevancia como derechos políticos y garantías electorales para todas y todos, al igual que un cronograma electoral para comicios observables y verificables.

Aunque la imparcialidad de Noruega se vio comprometida tras su discurso de ataque contra el Gobierno venezolano en la Asamblea General de las Naciones Unidas, luego de una breve y forzada pausa, las reuniones continuaron.

El diálogo logró que los bloques opositores accedieran a participar en los comicios para elegir alcaldes y gobernadores en noviembre de 2021 -por más increíble que parezca-, incluidos los partidos que aún apoyan a Guaidó. Y sí, organizadas por el mismo CNE.

Este medio de concertación ha probado hasta ahora ser el camino a la solución más pacífica posible, reduciendo a intentos irresponsables todo el hostigamiento cometido contra el gobierno de Maduro y que comprometió la seguridad de los venezolanos.

Consejo Nacional Electoral: el organizador de las elecciones

El CNE tampoco está exento de polémica. Ha sido fuertemente criticado por la toma de decisiones polémicas e incluso cuestionables al negar la participación de algunas delegaciones observadoras de procesos electorales por considerarlas injerencistas.

También ha sido duramente cuestionada la presunta intromisión del ejecutivo a través del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que ha designado a rectores del CNE, tras la falta de consenso en la Asamblea Nacional.

Sede del Consejo Nacional Electoral, en Caracas

En Venezuela, es la Asamblea Nacional la que elige y designa a los rectores del consejo, pero también faculta al TSJ de hacerlo bajo ciertas circunstancias.

El CNE ha sido señalado como una extensión del ejecutivo, a pesar de la constitucional independencia orgánica y autonomía funcional y presupuestaria. Muchos la acusan de corrupta y servil, nada nuevo para instituciones electorales de la región.

Pese a esto, los partidos y alianzas opositoras que participarán en las elecciones, lo harán con una dirigencia del CNE similar a la de procesos anteriores, tanto en los que participó toda la oposición, como en los que no.

En Latinoamérica, ninguna institución electoral está exenta de cuestionamientos ni polémica, pero para llegar a recibir la presión internacional y acusaciones de fraude como las que asedian al CNE, falta ver solamente quién está en el gobierno en turno.

Es importante hacer mención que el CNE ha realizado el simulacro de las elecciones con la participación de importantes observadores electorales como el Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (CEELA) y del Centro Carter de Estados Unidos.

Igualmente, Caracas recibió la visita de una representación de la ONU para establecer un diálogo sobre la posible participación de Naciones Unidas como observador de los comicios.

Entonces, si la participación de más delegaciones observadoras de comicios electorales puede reducir la presión externa ¿por qué el CNE no acepta la participación de algunas?

observadores electorales de la OEA Y LA UE ¿sello de garantía democrático?

La Organización de Estados Americanos (OEA) ha sido una de las más severas críticas de la situación política en Venezuela, así como de los resultados de elecciones recientes.

Tiene motivación ante la negativa del CNE de aceptar observadores electorales de la OEA y de la UE por considerarlos injerencistas, algo que sin mayor contexto se leería como una clara intención del oficialismo para amañar las elecciones, pero antes de llegar a esa conclusión, es necesario conocer el rol de la OEA en otros procesos electorales.

A pesar de promover la suscripción de la Carta Democrática Interamericana, se conocen de sobra sus preferencias políticas afines a la agenda de Estados Unidos. Luis Almagro, actual Secretario General del organismo, lo ha dejado en claro en varias ocasiones.

Luis Almagro, Secretario General de la OEA

Las misiones de observación electoral de la OEA no son precisamente garantía de un proceso electoral sin sobresaltos. Tan fácil como recordar el papel protagónico que tuvo en las elecciones de 2019 en Bolivia, donde su “imparcial” reporte validó un golpe de Estado del cual se “retractó” tiempo después.

Además, la OEA tiene un largo historial de doble discurso, tan largo como su doble vara de medir.

Su feroz crítica hacia la situación sociopolítica de Venezuela contrasta con casos similares en otros países como Colombia (con políticos ligados al narcotráfico, miles de falsos positivos, persecuciones políticas flagrantes y asesinatos sistemáticos) o Chile (con las represiones masivas y asesinatos cometidos durante las protestas de 2019).

La OEA se ha quedado en extremo corta con sus pronunciaciones haciendo no más de un señalamiento disfrazado de una ligera condena, sobre todo si lo ponemos en contraste con lo que Luis Almagro ha dicho del gobierno de Maduro, a quien no baja de régimen criminal y corrupto, llamando a hacer algo al respecto.

Por otro lado, el jefe de la diplomacia en la Unión Europea (UE), Josep Borrell, aseguró recientemente que su trabajo será el que legitime o no los resultados de las elecciones, una aseveración irresponsable y abiertamente injerencista, reflejo de la agenda europea para Venezuela desde la autoproclamación de Guaidó.

Lo anterior no brinda la confianza necesaria para animar al CNE a permitir delegaciones de la OEA y la UE porque no son tan imparciales ni objetivas, pero sí parecen obstinadas en reconocer únicamente los triunfos que se ajusten a su agenda política y deslegitimar los que no.

Elecciones parlamentarias de 2020

Reflexiones

La oposición en Venezuela es plural, no existe homogeneidad, la mayoría ha tenido que poner los pies sobre la tierra. Tuvieron que pasar 2 años para dejar atrás ese sueño (o pesadilla, según se vea) de Guaidó en una tarima improvisada autoproclamándose presidente.

El gobierno de maduro sigue exactamente donde se encontraba en 2019, no perdió legitimidad y pudo resistir el hostigamiento desde el extranjero por el presidente encargado, que solo afectó a la población más vulnerable del país.

Aunque mucha gente califica al gobierno de Maduro como usurpador e ilegítimo, también mucha gente lo considera el único legítimo.

La aceptación de participar en estos comicios pudo haberse llevado a cabo desde cualquier proceso electoral posterior a 2015, lo que hubiera ahorrado al país cuantiosas pérdidas económicas y una crisis social y política severa, sobre todo con la llegada de la pandemia de Covid19, lo que expuso el pobre criterio del liderazgo opositor.

Analizar la delicada situación de Venezuela es algo complejo, pero existe mucha desinformación y noticias pretenciosas con un marcado sesgo político que nublan la posibilidad de obtener un juicio crítico y una conclusión objetiva de la misma.

La respuesta a la pregunta ¿qué sucede en Venezuela? Dependerá de a quién se le pregunte, pero a muchos les cuesta entender que una cosa es el análisis político y otra la preferencia política. El trabajo de análisis para estos casos tiene que trascender a los deseos que convergen de la preferencia política personal.

Mientras este texto se concluye es necesario señalar que, la reciente extradición a EEUU del diplomático venezolano Álex Saab desde Cabo Verde podría comprometer todos los avances logrados en los diálogos de los últimos días, aunque su efecto aún está en desarrollo.


Ulises Cobos Palestina, Estudiante de Relaciones Internacionales por la Universidad del Valle de México.

Los puntos de vista y opiniones expresados ​​aquí son los del autor y no reflejan necesariamente la política o la posición de CEIM. Cualquier contenido proporcionado por nuestros bloggers o autores es de su opinión. El contenido de este sitio no constituye el respaldo de ninguna afiliación política y no refleja las opiniones de los miembros del personal y la dirección.

Z

FECHA DE PUBLICACIÓN

octubre 21, 2021

CONOCE MÁS DE LOS SERVICIOS EDUCATIVOS QUE OFRECE EL CENTRO DE ESTUDIOS INTERNACIONALES DEL MAYAB

Curso Taller Egel PLUS Relaciones Internacionales

Curso Taller Egel PLUS Relaciones Internacionales

¿A quién va dirigido? Estudiantes de licenciatura en Relaciones Internacionales próximos al egreso. Área de conocimiento Relaciones Internacionales.   Objetivo Preparar al sustentante para el Examen General para el Egreso profundizando en los grandes temas de la...

leer más

¿Deseas contactarnos?

CORREO

info@ceim.com.mx

TELÉFONO

+52 1 999 133 5791

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES

Llena este formulario y contacta a uno de nuestros asesores educativos

Conoce nuestros cursos y talleres

Curso Taller Egel PLUS Relaciones Internacionales

Curso Taller Egel PLUS Relaciones Internacionales

¿A quién va dirigido? Estudiantes de licenciatura en Relaciones Internacionales próximos al egreso. Área de conocimiento Relaciones Internacionales.   Objetivo Preparar al sustentante para el Examen General para el Egreso profundizando en los grandes temas de la...

leer más
¡Contáctate!
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte hoy?
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte hoy?